Espai Cygne Favicon

Knowmad, el empleado del futuro

Vivimos en una sociedad cambiante y globalizada, impulsada por la rápida evolución tecnológica. En la que se empiezan a vislumbrar las nuevas formas de trabajo de las empresas en un futuro próximo. Nuevas metodologías como poder escoger horarios de trabajo, trabajar a distancia o espacios de trabajo compartido. Un futuro en el que los profesionales tendrán que adaptarse a los cambios que se están produciendo y a los desafíos que presentan las nuevas tecnologías.

Para definir el perfil de trabajador que pueda cubrir las necesidades emergentes de las empresas aparece el término knowmad, acuñado por John Moravec, que deriva de los vocablos know (conocer, saber) y nomad (nómada).

Por lo tanto, un Knowmad (nómada del conocimiento) es un profesional cuyas características le permiten adaptarse y desarrollarse en diferentes contextos y ámbitos de trabajo. En otras palabras, son individuos que pueden trabajar en equipos interdisciplinares, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Moravec y Cobo, en su libro aprendizaje invisible, definen las siguientes habilidades principales de un Knowmad:

  • No está limitado a una edad determinada.
  • Son individuos creativos, innovadores, colaborativos y con grandes dosis de motivación. Capaces de encontrar soluciones innovadoras a problemáticas diversas.
  • Utilizan la información y generan conocimiento en diferentes contextos.
  • Son altamente intuitivos, inventivos, capaces de producir ideas.
  • Capaces de crear sentido socialmente construido.
  • No solo buscan acceder a la información, procuran utilizarla abierta y libremente. Utilizan sus redes sociales para generar y difundir su conocimiento.
  • Creadores de redes, siempre conectando a personas, ideas, organizaciones, etc.
  • Tienen la capacidad de utilizar herramientas para resolver diferentes problemas.
  • Alfabetizados digitalmente, comprenden cómo y por qué funcionan las tecnologías digitales. Tienen una marca personal digital sólida.
  • Son competentes para resolver problemas desconocidos en diferentes contextos.
  • Aprenden a compartir (sin límites geográficos). Generan y comparten contenido, entienden el escenario laboral actual como un ecosistema en el que es más eficaz la cooperación que la competencia.
  • Son adaptables a diferentes contextos y entornos.
  • Conscientes del valor de liberar el acceso a la información.
  • Están atentos a los contextos y a la adaptabilidad de la información.
  • Son capaces de desaprender rápidamente, sumando nuevas ideas.
  • Son competentes para crear redes de conocimiento horizontales.
  • Están en aprendizaje permanente y para toda la vida (formal e informal).
  • Experimentan constantemente TIC (colaborativas).
  • No temen al fracaso, para ellos el error es una oportunidad de aprendizaje.

Así pues, su talento se convierte en su mejor activo. Estas personas, capaces de generar valor con su conocimiento y su bagaje personal y profesional son las que incrementarán su empleabilidad, ya que reúnen todas las exigencias que demandan los nuevos tiempos.

Es importante tener en cuenta estas características, ya que dicho perfil profesional va a ser el que más crezca en un futuro cercano. Según Moravec se prevé que “para el 2020 el 45% de nosotros será nómada del conocimiento, convirtiendo este perfil profesional en el mayor segmento de la fuerza laboral”.

Contar con este perfil de profesional en nuestra empresa nos hará incrementar nuestra competitividad en el mercado y será nuestra responsabilidad crear espacios y modos de trabajo en los que el trabajador del futuro pueda desarrollarse. Será clave que la organización se adapte al cambio, se convierta en una empresa flexible para atraer al nómada del conocimiento y la innovación. Éstos se sienten cómodos en espacios cooperativos en los que “fluya” el conocimiento, en los que estén en contacto con tecnologías y dirigidos por líderes que primen la participación de sus equipos, estos factores (entre otros) podrían ser determinantes para que un knowmad escoja trabajar en nuestra organización.

En definitiva, el trabajador del futuro será flexible, digital, de rápida adaptación, se sentirá cómodo ante el cambio y no tendrá miedo al fracaso. ¿Y tú, eres un Knowmad?

By: Cristina Arroniz

Blogs relacionados

En la era del talento, el compromiso de los empleados es esencial para el éxito de una empresa...
La Marca Empleadora (Employer Branding) es la marca de una empresa como empleador. Es la imagen que tiene…
Principales tendencias en selección y reclutamiento 2.0: Tendencia #1 El talento es la prioridad….
Vivimos en una sociedad cambiante y globalizada, impulsada por la rápida evolución tecnológica…